Close
Aprendizaje

¿Qué es el blockchain o “cadena de bloques”?

Un blockchain es un libro (ledger) digital descentralizado que se utiliza para registrar datos transaccionales en un orden cronológico y de forma pública. En este artículo, veremos cómo funciona esta tecnología y dónde podría usarse en el futuro.

Un libro mayor digital descentralizado en el que se registran las transacciones un orden cronológico y de forma pública.

La tecnología blockchain, tal y como la conocemos hoy, fue detallada por primera vez por el autor anónimo Satoshi Nakamoto en el “whitepaper” o documento explicativo del Bitcoin. Según Nakamoto, las transacciones en Bitcoin son verificadas usando criptografía y son registradas en un libro mayor distribuido públicamente. 

Los sistemas bancarios o de mantenimiento de registros modernos pueden guardar una copia de un libro mayor que incluye las transacciones financieras de una cuenta. Esto significa básicamente que los titulares de una cuenta bancaria confían en las personas u organizaciones para mantener la integridad del libro mayor y verificar las transacciones entrantes y salientes. Por lo tanto, los libros mayores normales no son inalterables, pueden ser manipulados de manera accidental o intencional, ya sea por error o a propósito.

La tecnología blockchain resuelve este problema al evitar la necesidad de un ‘intermediario’ y, en cambio, difunde el libro mayor a ordenadores (‘nodos’) de todo el mundo. En vez de basarse en la confiabilidad de un banco para autenticar la integridad de un libro mayor, la tecnología blockchain basa su fiabilidad en la criptografía (el arte de escribir o resolver códigos).

¿Qué es la tecnología blockchain?

La tecnología blockchain o cadena de bloques, se denomina así por su estructura de datos subyacente que consiste en archivos de 1 megabyte llamados ‘bloques’, que básicamente son libros mayores. Los bloques se ‘encadenan’ mediante una prueba criptográfica compleja que garantiza la permanencia. De manera similar a una mosca recubierta por capas de ámbar, las transacciones son confirmadas de forma repetida a lo largo del tiempo. Si una de las partes intentase editar una transacción anterior, todas las transacciones posteriores indicarían inmediatamente el error.

En un sistema ‘abierto’, todos los nodos de la red pueden acceder al blockchain y ver las transacciones autenticadas.

Esto supone que ordenadores de todo el mundo pueden tener una copia de ese libro mayor público, y las transacciones realizadas en una red son visibles para todos. Las partes de la transacción son representadas con seudónimos ya que el blockchain no muestra los nombres de las partes, sino que usa una designación alfanumérica.

¿Qué es la prueba de trabajo o “proof of work”(PoW)?

El proceso de autenticar transacciones pendientes y recopilarlas en un bloque para incluirlo en una cadena de bloques se llama prueba de trabajo o “minería”. Los “mineros” son usuarios de ordenadores con hardware muy potente que resuelven problemas matemáticos complejos para firmar criptográficamente un bloque de transacciones y conectarlas a todas las transacciones anteriores de una red.

La función de los mineros en las comunidades de criptomonedas es garantizar la seguridad de una red. Resolver la prueba criptográfica para un bloque requiere muchos recursos informáticos. Cuando ganan la carrera para extraer ‘bloques’ de transacciones de 1 megabyte, los mineros reciben una ‘recompensa’ en la criptomoneda correspondiente.

Una transacción maliciosa requiere una cantidad de recursos informáticos tan grande (y, por lo tanto, de electricidad) que, en la mayoría de los casos, es más rentable usar estos mismos recursos para proteger la red y obtener la recompensa. Esto es lo que evita que la red sea atacada y también evita que se graben entradas maliciosas o fraudulentas en el blockchain.

¿Qué es la prueba de participación o “proof of stake” (PoS)?

Las nuevas criptomonedas han desarrollado en cambio un nuevo mecanismo llamado prueba de participación que convierte el proceso de ‘minería’ que requiere muchos recursos en uno en el que a los propietarios de las monedas se les proporcionan recursos de red y autoridad según las monedas que están preparados a ‘apostar’ en una red.

Mientras que la minería de prueba de trabajo aprovecha el poder de procesamiento para resolver problemas cada vez más difíciles, la prueba de participación atribuye el poder de minería a la proporción de monedas que posee un minero, ante todo.

Este método se denomina así porque en este caso, el minero se limita a extraer un porcentaje de las transacciones que está correlacionado con su participación de ‘propiedad’ en una red.

Usando cualquiera de estos métodos, o una combinación de estos, usuarios de todo el mundo pueden contribuir al funcionamiento de un blockchain. Aunque probablemente estos usuarios actúan en interés propio (para recibir una recompensa en forma de criptomonedas), sus acciones son inherentemente benéficas, en vez de destructivas, para la red blockchain.

¿Cómo gestiona el blockchain las transacciones?

Al realizar transacciones en un blockchain, las partes usan una “cartera” para intercambiar criptomonedas. Las carteras le proporcionan al usuario tanto una clave pública (la dirección desde la que se envía o a la cual se recibe una criptomoneda), como una clave privada.

La clave privada es como una ‘firma’ para los usuarios, usada para confirmar las transacciones pendientes al proporcionar una prueba matemática de que provienen del dueño de la cartera en cuestión.

Cuando un usuario desea hacer una transacción, su intención es señalada en el blockchain mediante el envío de una transacción firmada con la clave privada del usuario. A continuación, una red valida la transacción verificando que las direcciones del emisor y del destinatario son válidas, que la clave privada es válida y que existen fondos suficientes para realizar la transacción. La transacción normalmente se confirma en la red en cuestión de minutos y después se transmite a una red blockchain dentro de un ‘bloque’.

¿Qué es un blockchain público’?

En un blockchain público no hay restricciones de acceso, esto significa que cualquier persona que tenga una conexión a Internet puede realizar una transacción al ejecutar el software relevante o convertirse en un validador en dicha red. La red Bitcoin es el primer ejemplo de un blockchain público.

¿Qué es un blockchain privado’?

En cambio, un blockchain privado necesita ‘autorización’, lo que significa que los nuevos usuarios no pueden unirse automáticamente a la red como participantes o como validadores a menos que sean invitados por un administrador de red. Estas redes normalmente son usadas por empresas que buscan incorporar la tecnología blockchain en sus prácticas de contabilidad o de auditoría sin transmitir datos financieros confidenciales al público.

¿Es posible usar un blockchain solo para rastrear fondos?

Aunque la tecnología blockchain puede ser útil a la hora de administrar una nueva moneda digital como el bitcoin, esta no tiene que limitarse a las criptodivisas.

La tecnología blockchain, como un libro mayor digital distribuido, también tiene la capacidad de gestionar la transferencia de activos. Además de administrar monedas, esta gestión puede extenderse naturalmente para incluir propiedades físicas y digitales. La tecnología blockchain podría permitir a los usuarios de todo el mundo registrar otras propiedades como bienes inmobiliarios, medios digitales o incluso materiales en una cadena de suministro.

En algunos casos, la tecnología blockchain ha sido usada en el recuento de las elecciones gubernamentales, la gestión de redes sociales o la gestión del almacenamiento de datos distribuidos o de los sistemas de procesamiento de datos.