Close
View Markets Data →
comercio

Guía técnica para el precio del bitcoin: 340.000 $ en el cuarto trimestre de 2021

Las razones por las que creemos que el bitcoin no va a desaparecer pronto, y por qué es probable que su precio suba en los próximos dos años.

No, este no es un artículo archivado de 2017 que hemos rescatado para hacer clickbait. Estamos en el 2019 y sí, todavía estamos intentando avanzar día a día a través de un paisaje sin vida, luchando por cualquier semblanza de civilización en lo que parece ser un spin-off de la película Mad Max en la vida real, con personajes extravagantes peleándose por recursos limitados mientras intentan destruirse los unos a los otros. Además de ser el mercado bajista de bitcoin más largo de la historia, o invierno criptográfico, el efecto es doble en el sentido de que en muchas partes de los Estados Unidos este invierno ha sido uno de los más fríos.

¿Qué dicen los expertos sobre el bitcoin?

Parece que el invierno bitcoin no solo le ha parado los pies a Tom Lee (@fundstrat) que se niega a dar más pronósticos de precios de bitcoin en la televisión nacional, sino que también ha influido en la madre naturaleza. Si este invierno criptográfico sigue durante otros ocho o doce meses más, como predicen algunos analistas, yo le pediría al Dios del bitcoin que suelte ya los zombis de una vez. Este sufrimiento es ya demasiado para muchos. Pero en tiempos de gran desesperación, cualquier especulador con experiencia sabe que esta es la oportunidad de encontrar valor. Estamos más cerca del fondo que nunca.

El panorama general de las criptomonedas nunca había sido tan optimista. Lo único que tienes que hacer es mantenerte al día a través del twitter de Laura Shin (@laurashin) o de un podcast semanal informativo para obtener información actualizada de los expertos de la industria, comprar una camiseta personalizada de Anthony Pompliano (@apompliano) “Long Bitcoin, Short the Bankers“, ponerte tus vaqueros ajustados, tus zapatillas y usar una manga compresora para brazo para decirles a los banqueros de Wall Street que no tienes “miedorrr”.

Asegúrate de seguir al multimillonario Mike Novogratz (@novogratz) en Twitter para descubrir cada semana por qué el bitcoin no solo es oro digital, sino que todo este espacio tiene el potencial de convertirse en una galaxia digital de oportunidades (¿lo has pillado?). Novogratz, que solía operar con fondos de cobertura, fundó el primer banco de activos digitales, Galaxy Digital, a principios de la recesión de 2018, cotizado en la bolsa de valores canadiense TSX con el ticker GLXY. También es un luchador colegiado retirado y seguramente todavía puede hacer que te rindas en un combate.

Ahora en serio, el panorama general es mejor que nunca. Fidelity está preparando un intercambio regulado de activos digitales para sus clientes con una solución de custodia segura para 2019. También tenemos a BaKKT, una empresa hermana de ICE (Intercontinental Exchange) que supervisa y gestiona mercados de valores globales como NYSE recaudando más de 185 millones de dólares en fondos iniciales para su intercambio de activos digitales, más custodia y futuros de bitcoins entregados físicamente. Existen rumores de que Starbucks y Microsoft también forman parte de este proyecto. Todos los gestores de activos conocidos están estudiando e investigando con la debida diligencia los activos criptográficos. Coinbase y Gemini siguen traspasando los límites a la hora de crear productos de grado institucional y satisfacer a los reguladores al mismo tiempo. La infraestructura no se está construyendo solamente en los EE. UU. De hecho, podría decirse que países como Japón, Singapur, Hong Kong y Corea del Sur están un paso por delante. Los reguladores de estos países han sido estrictos en determinadas áreas de las criptomonedas, principalmente el mercado de ICO (oferta inicial de moneda), sin embargo, se han comprometido mucho más con las empresas y los intercambios de divisas ofreciendo claridad donde sea necesario. En el caso de la Comisión de Valores y Bolsas (SEC) de EE.UU., esto es algo que se echa en falta. Es esta falta de participación y colaboración a la hora de adoptar esta nueva tecnología, lo que hace que el mercado institucional no esté más implicado en los Estados Unidos.

Dados estos aspectos fundamentales, ¿cómo es la configuración técnica en los gráficos?

Bueno, para los traders alcistas ha sido más como ese apocalipsis zombie del que he hablado antes. El catalizador se produjo en marzo de 2018 cuando el bitcoin cayó por debajo de su media móvil diaria de 200 por segunda vez en menos de un mes. El mercado lleva en caída libre constante desde que fue marcado por los mínimos más altos de cada pico. Debemos reconocer el mérito del bitcoin al mantener sus niveles de 6.000 $ durante meses. Los traders bajistas intentaron romper esta barrera varias veces durante el 2018 y los alcistas lograron mantenerse a flote con cada ataque hasta que no pudieron más. Y cuando esta barrera se rompió, los zombis bajistas entraron como en un capítulo de The Walking Dead y no tuvimos armas para defendernos. Primero llegó el sentimiento bajista y después los precios le siguieron de cerca. Aunque el bitcoin llegó a su punto máximo en diciembre de 2017 y después cayó de manera constante, muchos consideran que el mercado bajista empezó en marzo cuando cayó por debajo de este umbral y permaneció por debajo de su media móvil diaria de 200. Esto no es algo exclusivo de las criptomonedas. Es también es un indicador técnico a largo plazo en la bolsa de valores y, de hecho, la mayoría de las acciones tecnológicas, por ejemplo, se cotizan por debajo de sus medias móviles diarias de 200 durante varios meses, de ahí que la CNBC hable todos los días de si estamos o no en recesión.

El gráfico anterior es una lección de historia de bitcoin ampliada desde 2012. El gráfico destaca los ciclos alcistas y bajistas más recientes, la duración de estos ciclos y otros atributos. Podemos ver, de izquierda a derecha, que, en cada ciclo de abajo hacia arriba, el bitcoin aumentó alrededor del 12,000% desde 2012. En este artículo, hemos analizado la recesión de 2014/2015 principalmente porque es alarmante lo parecida que es a las condiciones del mercado de 2018/2019. Si creemos en el hecho de que los patrones tienden a repetirse, entonces podemos extrapolar estudiando las recesiones previas para obtener estimaciones sobre el tiempo y la magnitud del futuro de bitcoin. Varios eventos de cisne negro podrían entorpecer la llegada del bitcoin al precio de 340.000 $ por moneda. Sin embargo, un hecho sigue siendo cierto. La esquela del bitcoin se ha escrito más de 350 veces a lo largo de su historia. Sin embargo, sigue aquí, prospera y continúa logrando ciclo tras ciclo nuevos máximos históricos. Está demostrando el planteamiento de reserva de valor a pesar de los escépticos y los no creyentes.

Creemos que la zona de acumulación objetivo es de 2500 a 5700 $ en función de los ciclos y tiempos anteriores del mercado. También existe un doble rebote en el RSI (Índice de fuerza relativa) desde la recesión anterior de 2015 hasta la actualidad. Sí, el bitcoin podría caer más bajo, pero nunca comprarás en el mínimo y venderás en el máximo. Creemos que el bitcoin cruzará su media móvil diaria de 200 para septiembre de 2019, lo que confirmará el fin del mercado bajista. El activo entrará en su siguiente ciclo de Hyperwave y en enero de 2021 llegará a un precio de 20 000. En este punto, esperamos que una burbuja de Wall Street FOMO se afiance y haga que la burbuja de trading minorista de 2017 parezca nada. Más abajo encontrarás información sobre cómo podría suceder esto.

¿Cuáles son los factores fundamentales que podrían respaldar un precio de bitcoin de 6 cifras?

Un cambio generacional hacia la comprensión de la escasez digital

Los millennials y la generación Z entienden todo lo digital. Este grupo demográfico se define como cualquier persona nacida entre 1981-2000 para millennials y principios de 2000 para la actual generación Z. Se espera que estas generaciones sean más grandes que la generación del baby boom. Estas generaciones han crecido con Wi-Fi en todas partes, teléfonos inteligentes, redes sociales, juegos de ordenador avanzados y YouTube para ver las noticias. También vivieron la recesión del 2008 y experimentaron de primera mano la caída de la avaricia bancaria, ya que sus padres perdieron sus hogares, sus trabajos y su estilo de vida cómodo. No se fían de la iglesia ni de los gobiernos. Consideran que los productos digitales son igual de tangibles que los que puedes sentir y tocar. Interactuarán con la inteligencia artificial y los robots en el futuro y con una realidad virtual tan avanzada que Internet ya no será una pantalla 2D, sino un mundo 3D. Aceptarán la propuesta de que recopilar bienes de escasez digital debe formar parte de cada estrategia de cartera. Considerarán que los productos digitales como el bitcoin son mejores que el oro. Es posible transaccionar con él digitalmente. Es mucho más fácil y portátil dentro de un mundo digital. La mayor parte de este grupo demográfico buscará oportunidades de trabajo remotas, ya que no quieren estar atados a ningún sitio en particular. Además, exigirán dinero sin fronteras con el que realizar transacciones. El bitcoin tiene ciertas cualidades que hacen que sea resistente a la censura y está descentralizado como el oro porque no está controlado por ninguna organización o gobierno, y esto les atraerá. La escasez digital y los artículos coleccionables tendrán cualidades intrínsecas para esta generación debido a la estructura económica en la que interaccionarán. El bitcoin se inventó en internet. Tiene sentido que exista una moneda sin fronteras y estas generaciones serán grandes defensores de la eliminación de los muros y las fronteras. El dinero sin fronteras será un catalizador para esto.

Reducción a la mitad del bitcoin o “halving”

Cada 4 años, la recompensa que reciben los mineros por hacer el trabajo de “contabilidad” y “seguridad” en el blockchain de Bitcoin se reduce a la mitad. La teoría detrás de esto es que, cuando tienes un activo que tiene un suministro fijo, las recompensas se reducen en un 50% cada 4 años y la demanda es constante o sube, tienes todos los ingredientes para que un mercado destine más electricidad y recursos informáticos para competir por esas recompensas en bloque reducidas. El bitcoin es el primero en crear escasez digital y la razón por la cual muchas personas sienten que el bitcoin supone para el oro lo que supuso el smartphone para los teléfonos fijos.

Bitcoins perdidos:

Se estima que entre el 20% y el 30% de los bitcoins se han perdido para siempre desde los primeros días cuando valía menos de 10 $. Las personas que minaban bitcoins en 2009-2011 perdieron los discos duros con el paso de los años porque no tenían ni idea de que algún día en el futuro esas monedas baratas acabarían valiendo una fortuna. Existen muchas historias de trabajadores de TI que minaron bitcoin cuando este apareció y esto podía hacerse con un simple ordenador portátil, acumulando miles de monedas y que acabaron tirando su hardware a la basura más tarde porque se olvidaron de las monedas o estas aún no valían nada. Así que, aunque el suministro máximo de bitcoin es de 21 millones, en realidad habrá mucho menos una vez que todos los bitcoins sean imprimidos en las próximas décadas.

Si el precio del bitcoin llega a 340 000 $, ese es un valor de mercado de 5,4 billones de dólares considerando las monedas perdidas. Pero… ¿cómo?

El bitcoin compite con el oro y el sistema bancario offshore:

El oro tiene una capitalización de mercado de 7,7 billones de dólares. Muchas de las particularidades que hacen que el oro sea tan atractivo, también están presentes en la codificación del bitcoin. Ambos son escasos, descentralizados (no son propiedad de ninguna autoridad central) y resistentes a la censura (no es posible falsificar oro o bitcoins). La ventaja del bitcoin frente al oro es que no pesa tanto. Puedes llevar miles de millones en una unidad USB. Sin embargo, para el oro necesitarás espacio para guardarlo, militares y gastar miles de millones en seguridad para proteger el oro del mundo. Sí, el oro tiene usos industriales, sin embargo, esos usos no justifican una capitalización de mercado de 7,7 billones. La mayor parte de su valor está vinculado al trading especulativo en los mercados. Entonces, con el precio del bitcoin siendo 340.000 $ y 17.000 bitcoins, la capitalización de mercado sería de aproximadamente 5,5 billones de dólares. Sigue siendo menos que el oro, pero es definitivamente un rival.

La banca offshore cumple una función importante en los mercados financieros. La diversificación geográfica es una estrategia importante para los individuos ricos que buscan proteger sus activos, así como para las corporaciones que necesitan acceso a capital a nivel global y fuera del alcance de ciertos regímenes. Existe el estigma de que solo se usa para actividades ilegales (evadir impuestos), pero existen casos de uso legítimo y para negocios. Se estima que esta red tiene un valor de aproximadamente 20 billones de dólares en activos depositados en bancos globales offshore.

Por lo tanto, si el bitcoin pudiese ganar el 10% del mercado combinado del oro y el offshore, su precio subiría hasta aproximadamente 180.000 $ por moneda. ¿Entonces, cómo obtenemos los 140.000 $ que faltan? Pues es muy fácil. Todavía no hemos llegado al dinero de Wall Street, los inversores minoristas, los fondos de pensiones y muchos miles de millones más que podrían fluir fácilmente a este mercado.

Por lo tanto, la mentalidad generacional junto con una mayor familiaridad y comodidad con la tecnología, hacen que sea fácil soñar que el bitcoin llegará a 100 000 $, 300 000 $ o incluso más. Pero al igual que ocurre con cualquier sueño, podría derrumbarse como un castillo de naipes.

Si estudias el siguiente gráfico, verás que los ciclos del mercado alcista y bajista tienden a repetirse en patrones. El bitcoin ha experimentado caídas de más del 80% en el pasado en los últimos 10 años y siempre ha vuelto a alcanzar máximos históricos en pocos años. Si el bitcoin sigue simplemente el patrón de 2014-2015 de máximos a mínimos y después de nuevo a máximos, 340.000 $ por moneda es técnicamente razonable. Los factores fundamentales también son alcanzables, pero será necesaria una combinación del apoyo gubernamental y corporativo para permitir el crecimiento como en el caso del auge del mercado del oro en la década de 2000.

Una cosa está clara. A Wall Street le encanta crear burbujas. La burbuja del bitcoin de Wall Street de 2021 hará que la burbuja minorista parezca pan comido. Será una combinación del cambio de generación, la economía de bitcoin y la cesión de una cuota de mercado por parte de la industria tradicional a esta nueva tecnología. Todo esto hará que el precio del bitcoin llegue a tener seis cifras. La pregunta que debes hacerte es: si no te atreves con las caídas del 80%, ¿te mereces las ganancias multiplicadas por 1000?